Lo asumido y lo querido

Las responsabilidades indeseadas. No estamos seguros de quién las ha invitado a nuestras vidas. Alguna vez formaron parte de nuestras agendas, escritas en el papel con la emoción de lo nuevo, hasta que se hicieron tan presentes que las interiorizamos, pasaron del papel a la piel, formaron parte de nosotros mismos. Como si fueran un virus que se aloja en nuestra existencia. En los prospectos farmaceúticos, al virus le llaman “huésped”, y no sé por qué el término me inspira un sentido de desagrado, de deseo que el huésped se marche pronto.
Nuestro sentido del deber nos cubre como una piel que se va haciendo más gruesa con el paso del tiempo. “Tengo que…” se convierte en nuestra frase más repetida. Somos presa de nuestras responsabilidades, algunas de las cuales nadie espera que se cumplan. Qué paradoja: perseguir un tren que hace tiempo abandonó un destino definido y que nadie conduce. Me gusta preguntar qué les gustaría hacer a las personas que me rodean, a clientes y amigos. Saber de sus sueños y ambiciones. O, como me dijo uno de ellos el otro día, con qué carburante se mueven sus vidas, gasolina súper o normal o diesel. Y demasiadas veces se repite la cantinela del deseo de hacer “lo correcto”, “lo que debo”, “mi objetivo”…
Nos cuesta asumir que esos objetivos dejamos de decidirlos nosotros hace ya mucho tiempo. Que no se trata de cumplir con lo que se espera de nosotros, sino de escoger, de hacer elecciones de vida. Elegir es renunciar y quizá es ahí donde nos encontramos el paso fronterizo para el que no llevamos visado. A lo mejor es culpa mía; debería comenzar preguntando por el lastre que se puede o se quiere soltar. Una de las cosas que más satisfacción proporciona es reconocer que hay cosas que se pueden dejar en la cuneta sin nigún riesgo. Un alivio de años despeja nuestras espaldas magulladas. Muchas veces, las cadenas que más pesan son de nuestra propiedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s