Las expectativas de los demás y el Efecto Pigmalión

En mí canal de youtube “Logra una Vida de Calidad” he dado comienzo a una serie de videos que trabajarán la motivación, así que he decidido acompañarlos de unos artículos que los complementen y aclaren conceptos que queden dudosos. En mi primer video, hago referencia a cómo nos puede condicionar el hecho de que alguien tenga buenas expectativas hacia nosotros o nos consideren que somos los mejores en algo. La confianza que los demás tengan sobre nosotros puede darnos alas para alcanzar los objetivos más difíciles. Ésta es la base del efecto Pigmalión, que la psicología encuadra como un principio de actuación a partir de las expectativas ajenas. La profecía tiende a realizarse cuando existe un fuerte deseo que las impulsa (Alex Rovira).

Por tanto, podemos decir que si alguien tiene unas expectativas favorables hacia nosotros, eso nos da fuerza para seguir adelante y llegar a demostrarle a la otra persona que lo que piensa de nosotros es cierto. Pero esto ocurre tanto si las expectativas son buenas como si son malas, es decir, que si alguien no espera nada de nosotros o lo que espera es negativo también tendemos a cumplirlo. Según Alex Rovira, Pigmalión tiene una explicación científica: hoy sabemos que cuando alguien confía en nosotros y nos contagia esa confianza, nuestro sistema límbico acelera la velocidad de nuestro pensamiento, incrementa la lucidez y nuestra energía, y en consecuencia, nuestra atención, eficacia y eficiencia.

Esto me lleva a pensar que si nosotros consiguiéramos tener unas buenas expectativas hacia lo que queremos lograr y continuamente las expresáramos también podríamos conseguir lo que nos propusiéramos y no lo que otros se propusiesen.Así que os propongo:

1. Reflexionar profundamente sobre algo que quisierais lograr con mucho ahínco. Por ejemplo, aprobar un examen.

2. No permitáis que ningún pensamiento negativo os nuble de vuestra motivación. Si esto ocurre escribidlo y transformadlo a positivo. Por ejemplo: me va a tocar un tema que no me sé. Transformarlo por, me va a tocar el tema que más domino.

3. Cada mañana afirmaros que vais a lograr esa meta, pero tenéis que decirlo como si os lo estuviera diciendo la persona más importante de vuestra vida, (que por otro lado eres tú, pero a veces si imaginas que te lo dice otra persona puede darte más fuerza, por el efecto Pigmalión)

Si realizas estas tres acciones cada día observarás como mejora tu confianza en ti mismo y tu motivación, por lo que esto te acercará más a tus metas y esto a su vez te hará sentirte más motivado, convirtiéndose en un círculo vicioso.
En resumen, no deje que las opiniones y expectativas de los demás manejen el timón de tu vida, recuerda tú eres el capitán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s